Extra Extra

19 de febrero de 2018

Cómo podemos contribuir a la protección de los recintos religiosos que forman parte de nuestro patrimonio arquitectónico

Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH

Convento de San Antonio de Padua, en Izamal, Yucatán

Mantenimiento de recintos religiosos con bienes culturales *

México cuenta con gran cantidad de templos y conventos de los siglos XVI al XIX, dentro de los cuales encontramos pinturas, esculturas, mosaicos, candiles, atriles, sillones y vestimentas. Estos bienes son de gran valor y hay que cuidarlos de forma especial. A continuación, reproducimos recomendaciones que los especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia dan a las personas de las ciudades y pueblos en donde se encuentra este valioso patrimonio cultural.

¿Qué hacer para conservarlos?

Cuide el templo en el que se encuentran:

  • Hay que revisar que las caídas del agua estén destapadas, para evitar que se formen goteras.
  • Procurar que no haya crecimiento de plantas en las fachadas ni en techos, porque con sus raíces abren huecos por donde penetra en agua.
  • Verificar que las instalaciones de servicios (agua, luz, drenaje y gas) estén en buen estado para evitar accidentes.
  • Asegurarse de que puertas y ventanas estén en óptimo estado y con cerraduras adecuadas.
  • No debe haber animales ni insectos en el interior de la iglesia.
  • Se deben realizar fumigaciones periódicas para erradicar los insectos que destruyen la madera. Para esto, debe acudir a los especialistas de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural).
  • Se deben hacer impermeabilizaciones preventivas en techos y cubiertas al menos cada dos años, sin usar productos comerciales. Para esto debe acudir a los especialistas del Centro INAH de su estado o a la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural para tener asesoramiento.

Para cuidar las imágenes

Creación de un inventario de las pinturas del templo
  • Es necesario vigilar que los retablos, imágenes y cuadros estén bien sujetos.
  • No se deben limpiar con agua, aceite o químicos los retablos, imágenes y cuadros porque se pueden deteriorar. La mejor opción es el uso de plumeros sintéticos o brochas de pelo suave.
  • No se deben dejar veladoras encendidas cerca de los retablos, imágenes y cuadros, porque podrían prenderse e iniciar un fuego. Es mejor colocarlas siempre sobre una charola metálica y alejadas. Cuando el templo se quede solo es preferible apagarlas.
  • Se debe disponer de un inventario de los bienes en el templo, con detalles sobre ellos. Si no existe se puede solicitar ayuda a los especialistas del Centro INAH de su de su estado o a la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural.

 

¿Cómo restaurar estos bienes?

Si los bienes se encuentran deteriorados y es necesario restaurarlos se debe solicitar autorización al INAH siguiendo estos pasos:

  • Obtener el formato oficial del trámite INAH-00-019 por internet (Solicitud de Licencia de Obra para Proyectos de Conservación de Bienes Muebles e Inmuebles por destino del Patrimonio Cultural).
  • Presentar un proyecto de intervención que debe ser elaborado por un restaurador con cédula profesional.
  • Completar la solicitud 00-019 y entregarla junto con el proyecto en la Ventanilla Única del Centro INAH de su estado o en la calle Correo Mayor núm. 11, Centro Histórico de la Ciudad de México, CP 06060. Llamar a los teléfonos 5542 3465 y 5542 7393.

 

¿Qué hacer en caso de robo?

Restauradores del INAH trabajando en un retablo de Santa Prisca, Taxco, Guerrero
  1. No mueva nada del lugar de los hechos hasta que la policía realice una inspección ocular y registro fotográfico.
  2. Denuncie el robo ante la Agencia del Ministerio Público Federal más cercana y dé la información detallada sobre el objeto robado y una declaración de cómo sucedieron los hechos. Es importante que solicite una copia de la denuncia y anote el número de averiguación previa para darle seguimiento.
  3. Informe de inmediato a las autoridades del INAH en los siguientes teléfonos:
    • Coordinación Nacional de Asuntos Jurídico, CNAJ. (55) 4040 4300, ext. 417001
    • Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, CNCPC, (55) 5022 3410.

¿Cómo prevenirlo?

  1. Revise que ventanas, puertas y chapas se encuentren en buenas condiciones, y que todo esté bien cerrado al salir.
  2. Es importante realizar un inventario de los bienes del templo con fotografías actualizadas de frente y reverso de cada pieza.
  3. Es necesario mantener alumbrado el entorno del templo.
  4. Cuando haya cambio de sacerdote, éste debe entregar la carpeta del inventario al siguiente, para que se realice un recorrido con el Comité Parroquial y se revise que todo esté en su lugar.

Mayores informes
Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural
www.conservacionyrestauracion.inah.gob.mx
Ex convento de Churubusco, Xiconténcatl y General Anaya s/n, col. San Diego Churubusco, CP 04120, Ciudad de México.
Tel. 5022 3410, ext. 413253

 

* Este es un extracto del folleto Conservación preventiva para todos del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Páginas 20-26